Hola! Quiero contarles que estoy de gira por Europa y hasta el fin de semana estuve en Hungría, donde estuvimos evangelizando por las calles, en este país es complicado hacerlo, pero pudimos formar un gran equipo de trabajo para hacerlo.

Estuve también dando clases de piano y canto a los estudiantes en la ciudad de Pusztaszabolcs.

Luego el primer fin de semana visité Debercen y Szolnock y pude darme cuenta que vale la pena dejar nuestra zona de confort para salir y viajar, aunque sea también difícil estar lejos de tu familia, pero cuando ves el cambio en las vidas, recibís una motivación nueva y eso vale la pena.

Pude ver que la gente que estaba mal con depresión, pude orar por ellas y fueron liberadas. Me asombró el desánimo de la gente y la pasividad y la falta de compromiso.

Sin embargo estuvimos motivando a las personas para que sirvan a Cristo con pasión y se comprometa con la obra de Dios.
En este viaje, Dios derivó mis mensajes a la sanación del alma y muchas personas pudieron perdonar, pudieron salir de la cautividad, porque sabemos que la falta de perdón nos tiene cautivos y eso trae otras consecuencias, la depresión, la ansiedad, la amargura, la raíz de amargura y eso provoca desenlaces físicos. Y ahí es cuando te das cuenta que Dios es quién te envía y permite que estés donde tenés que estar.

Había que estar ahí, en esos lugares. Dios obró muy fuerte en esas ciudades y cada mensaje fue recibido, desde los pastores hasta los miembros, con mucha atención y quedaron asombrados.

Tal vez, al tener otras vivencias y otra pasión para servir a Dios, eso cautiva a esas comunidades Europeas.

La invitación que propuse fue a servir a Dios con pasión, pero para servirlo así, debemos estar sanos, debemos estar bien.

La verdad que esta visita a Hungría, fue una experiencia increíble.

Y en el mes de Julio 2020 estaré volviendo a Hungría, recorriendo el país durante todo el mes.

Tuve muchas invitaciones de pastores que estuvieron en un congreso donde prediqué así que armamos un itinerario que va a llevar todo Julio.

Pero la gira arrancará en Junio, en Alemania, donde estuve en el culto latino de una iglesia y asistieron también muchos alemanes que querían estar y aún el pastor, y me invitaron para el año próximo

Recorreré el sur de Alemania y Berlin

La verdad es que pasaron muchas cosas y una cosa es contarlo, pero vivirlo es otra cosa.